Monografía Obesidad

   EMBED

Share

Preview only show first 6 pages with water mark for full document please download

Transcript

MONOGRAFÍA OBESIDAD

ESCUELA SUPERIOR DE MEDICINA

MONOGRAFÍA OBESIDAD

0

BIOQUÍMICA MÉDICA I

ENERO 12 DE 2015

INTEGRANTES DEL EQUIPO 1:
ASTUDILLO DELGADO MARIA ISABEL.
CASTRO HERNANDEZ LUIS GUSTAVO
CASTRO NUÑEZ PATRICIA
ORTIZ VALENCIA MARIO ALEJANDRO
SALINAS ARTEAGA GUSTAVO

Contenido
Antecedentes históricos ................................ 2
Generalidades ............................................... 2
Epidemiología ............................................... 2
Tejido adiposo .............................................. 5
Fisiopatología del Equilibrio Energético ...... 6
Genética de la Obesidad ............................... 8
Anormalidades en el Metabolismo de
Carbohidratos en el Obeso desde Síndrome
Metabólico hasta la Diabetes tipo II. .......... 10
Enfermedades cardiovasculares en obesidad.
.................................................................... 11
Complicaciones cardiovasculares de la
obesidad. ................................................. 13
Dislipidemia en el paciente obeso o con
sobrepeso. ............................................... 14
OTRAS ENFERMEDADES ...................... 14
Obesidad y ERGE ................................... 14
Obesidad y Litiasis ................................. 14
Obesidad y Hepatocarcinoma. ................ 15
Obesidad y Esteatohepatitis no Alcohólica.
................................................................ 16
La obesidad y el cáncer de próstata ........ 17
Cáncer de cuerpo uterino y obesidad ...... 17
Alteraciones respiratorias en el obeso ........ 18
Obesidad y Osteoporosis ........................ 21
La piel en el paciente obeso .................... 23
Tratamiento ................................................. 23
Cirugía de la Obesidad................................ 28
Referencias ................................................. 29

1

Antecedentes históricos
La obesidad ha acompañado al ser humano a
lo largo de su historia y de su evolución, pero
los niveles epidémicos que el día de hoy
alcanza son impresionantes, reconocemos el
papel de la genética, pero la alimentación tiene
una función trascendental en el desarrollo y
mantenimiento de sobrepeso por acúmulo de
grasas, intervienen factores muy diversos;
factores genéticos, factores ambientales,
factores psicológicos, etc.
La obesidad comenzó a crecer a partir de la
revolución industrial debido a la reducción de
actividad y gasto energético, personajes como
Hipócrates, Homero, Galeno y Cornelio Celso
hicieron observaciones sobre la obesidad, por
ejemplo Hipocratés puntualizó que “los muy
gruesos tienden a morir antes que los
delgados” además observó un decremento en
la fertilidad en las mujeres y la frecuencia en
sus menstruaciones, por otro lado Galeno fue
el primero en describir la “polisarkia” o como
nosotros la conocemos “obesidad mórbida”
estableció también el termino de “bulimia” y
propuso tratamientos basados en la dieta y el
ejercicio.
A principios de la edad media la obesidad era
poco frecuente debido a los problemas de
escasez de alimentos y más bien la obesidad
era símbolo de poder y bienestar económico
En el México prehispánico, numerosos
pueblos consideraban adelgazar como signo
peligroso o enfermedad terrible.
Lo que nos lleva a concluir que la obesidad ha
ido de polo a polo, hoy en día la obesidad es
reconocida como uno de los retos mas
importantes en la salud publica en el mundo,
dada su magnitud, la rapidez de su incremento
y el efecto negativo que ejerce sobre la salud,
aumenta significativamente el riesgo a padecer
enfermedades crónicas e incrementa el riesgo
de muerte prematura y discapacidad.
En la actualidad, México ocupa los primeros
lugares de prevalencia mundial de obesidad,

MONOGRAFÍA OBESIDAD

en nuestro país, la prevalencia de obesidad en
adultos ha mostrado un incremento porcentual
del 21.5% en 1993, hasta el 30% en el 2006.
En conjunto la obesidad afecta al 70% de la
población en ambos sexos. (Olaiz-Fernandez
G. ENSANUT, 2006/Cordova-Villalobos JA,
2009).

Generalidades
La obesidad y el sobrepeso se definen como
una acumulación anormal o excesiva de grasa
que puede ser perjudicial para la salud. Una
persona con un IMC igual o superior a 30 es
considerada obesa y con un IMC igual o
superior a 25 es considerada con sobrepeso.
La obesidad es una enfermedad crónica no
transmisible, definida como enfermedad
multifactorial compleja, influida por factores
genéticos, fisiológicos, metabólicos, celulares,
sociales y culturales, caracterizada por el
aumento de de tejido adiposo en el organismo
y se acompaña de alteraciones metabólicas que
predisponen a la presentación de diabetes, las
enfermedades cardiovasculares y el cáncer.



Sobrepeso: índice de masa corporal 25
Kg/m² - 29.9 kg/m²
Obesidad grado I: índice de masa
corporal 30 kg/m2 y ≤ 34.9 kg/m2 .
Obesidad grado II: índice de masa
corporal 35 kg/m2 y ≤ 39.9 kg/m2
Obesidad grado III: índice de masa
corporal ≥ 40 kg/m2

Epidemiología
Hasta hace relativamente poco tiempo, el
mundo enfrentaba los problemas originados
por la pobreza, como las enfermedades
asociadas a la escasez de alimentos; pero
mientras que los países desarrollados lograron
disminuir drásticamente estos problemas, en
los países en desarrollo aún se observan junto
con las enfermedades "por exceso". Esto pone
en evidencia que el sobrepeso y la obesidad no
son solamente consecuencia de una gran
disponibilidad de alimentos, pues se reduciría
BIOQUÍMICA MÉDICA I

2

Asiay América Latina14 (Fig. y algo similar ocurrió en Europa.Prevalencia de obesidad en adultos De acuerdo con el reporte más reciente de la OMS. las tasas de obesidad son intermedias (18. y estas altas tasas de morbi-mortalidad coinciden con el rápido incremento en las tasas de sobrepeso y obesidad. estas mismas cifras en mujeres son 33. resulta evidente que la prevalencia de la misma ha mostrado un incremento casi constante en el mundo. las enfermedades crónico-degenerativas como la enfermedad cardiovascular. las encuestas nacionales de salud y nutrición (NHANES) de 1976 hasta 2002 exponen tal incremento. 1).3% en hombres y 23% en mujeres). En algunos de los países latinoamericanos como México. En países desarrollados se ha determinado que existe una relación directa entre el nivel socioeconómico y la obesidad mientras que en países en desarrollo se ha determinado una relación indirecta. y al menos 300 millones de ellos son obesos. junto con los padecimientos infecciosos. el perfil epidemiológico ha cambiado. las últimas NHANES (2003-2004 y 2005-2006) reportan que la prevalencia de obesidad en hombres mayores de 20 años fue de 31.2% en mujeres) e Inglaterra (22.1% en mujeres).1% en 2003-2004 y de 33. Actualmente. al igual que en otros países en vías de desarrollo. como se aprecia en las encuestas nutricionales y de salud con representatividad poblacional que se han realizado en los últimos años.2 y 35. y aunque las deficiencias nutricionales persisten. actualmente existen en el mundo más de un billón de adultos con sobrepeso. la diabetes y el cáncer. Sin embargo. hasta 75% en las Islas del Pacífico Sur.3%. BIOQUÍMICA MÉDICA I 3 . La distribución del sobrepeso y la obesidad es desigual.6% en hombres y 28. En México. pero cercanas a las de países desarrollados como EUA (31% en hombres y 33. En EUA. MONOGRAFÍA OBESIDAD A pesar de las diferencias en la distribución geográfica de la obesidad. a los países privilegiados. sino más bien es el resultado de un ambiente obesogénico propiciado por la urbanización que favorece el decremento en la actividad física y el aumento en la disponibilidad de alimentos de alta densidad energética. coexisten con la obesidad y las enfermedades asociadas con la misma. En EUA. se encuentran entre las causas principales de muerte en nuestro país. es importante resaltar que recientemente se ha observado una desaceleración en el incremento en las tasas de obesidad en algunos países. pues las prevalencias van desde menos de 5% en países como China y algunos de África.3% en 2005-2006.

4 y 12. y 20.1% en 1987 a 15.8% en niñas en 1987.mientras que en otro estudio.6% para los escolares.1% de aumento. respectivamente. Por ejemplo. En EUA.8% en 2003. mientras que las cifras de obesidad y sobrepeso se incrementaron hasta en 46% en la última década del siglo XX.8% en 2000 para niños y niñas.5% en niños menores de cinco años. de 18. las tasas de obesidad en adultos. la prevalencia de sobrepeso casi se triplicó.En Chile. Él comportamiento en la prevalencia de sobrepeso entre 1990-1999 y 2000-2006 para otros países de la región de Latinoamérica. En México y en EUA se observa una desaceleración moderada en esta escalada del crecimiento en la prevalencia de obesidad. Es importante aclarar que este comparativo es únicamente para mujeres mayores de 20 años. MONOGRAFÍA OBESIDAD En México. mostrando una estabilización para niños preescolares. comparando los datos de 1987 con los de 2000 en escolares de seis años. ya que las últimas comparaciones abarcan períodos de tiempo más cortos y utilizan tablas de referencia diferentes a las que se habían usado en las primeras encuestas.3. de 1999 a 2006 se observó sólo 20.Similarmente. pues el dato sobre la prevalencia de obesidad en hombres no estuvo disponible (Fig. y 17 y 18. Sin embargo. La misma tendencia. Dichas estimaciones no fueron significativamente diferentes entre las dos etapas de medición. El mismo comportamiento de desaceleración se ha observado en México. la prevalencia de sobrepeso y obesidad juntos fue de 5. en la Encuesta Nacional de 4 Nutrición de 1999. esta desaceleración parece insuficiente para alcanzar las cifras "ideales" en la prevalencia de obesidad. 2). Prevalencia de obesidad en niños Se ha estimado que en el mundo. se reporta un incremento en escolares de seis años con obesidad de 6. De cualquier manera. la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil ha mostrado un crecimiento importante en todos los grupos de edad.6% para los adolescentes. En resumen. aunque de menor magnitud.5% en niños y 7. también podría reflejar deficiencias metodológicas. el número de niños escolares con sobrepeso se ha duplicado mientras que el de adolescentes se ha triplicado desde 1980.Las mismas prevalencias en la Encuesta de Salud y Nutrición de 2006.8%). y de 21. cerca de 20% de escolares y adolescentes presentan sobrepeso. 26 y 29. pero un incremento de casi nueve puntos porcentuales en los escolares y casi cinco en los adolescentes.7%) como en niñas (de 4 a 15. y para otros países de América Latina. pero de mayor magnitud en los escolares y adolescentes. en Europa. y un tercio de éstos son obesos. se ha observado en otros países de América Latina. lo cual podría reflejar un efecto de los programas preventivos. la prevalencia de obesidad en adolescentes en Argentina aumentó de 12. corresponden a 5.7% en 1993. en el contexto mundial. no se encontraron datos recientes para evaluar este comportamiento.4% en 1993. tanto en niños (de 5. se presenta en el reporte de la BIOQUÍMICA MÉDICA I . 22 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso.1 a 14. se han incrementado drásticamente en las últimas décadas. Para los países europeos.6% respectivamente.respectivamente. a 11.

Es una proteína que se une a metales en respuesta al estrés. en El Salvador de 3. La metalotioneína. pero sólo para niños menores de cinco años. Existen hormonas que tienen acción directa sobre el metabolismo de los lípidos del tejido adiposo. El adipocitos son células especializadas que se encuentran de manera permanente en etapa G0. el AMPc.1%. al estimular los receptores -1. En otros países como Bolivia (10. esto es relevante además desde el punto de vista de los retos que los sistemas de salud tendrán que enfrentar en las próximas generaciones.6%) se observó un decremento (Fig.6%. cabe mencionar la función endocrina del tejido adiposo adulto. Nicaragua de 3.5 a 7. estas células se han encontrado en estados de obesidad. cuando el peso rebasa el 170%.9 a 5. Los glucorticoides favorecen la acumulación de lípidos. Este reporte informa que en República Dominicana. El papel metabólico del tejido adiposo adulto es complejo. MONOGRAFÍA OBESIDAD Existen 5 subtipos de adrenoreceptores que están implicados en la regulación adrenérgica del tejido adiposo. la insulina y la adrenalina. La activación de los adrenoreceptores a-1 estimula la actividad de la fosfoinositilsidasa C. con la consecuente movilización intracelular de calcio almacenado y la activación de proteincinasa y así la respuesta celular. la prevalencia aumentó de 6. ricamente vascularizada. con invervación.4. -2 y -3. Tejido adiposo El tejido adiposo está conformado por células grasas o adipocitos que están distribuidos de forma aislada. el tejido adiposo blanco contiene lípidos en el citoplasma. La insulina entra en contacto con receptores específicos y regula la capacidad de almacenar energía a través de un segundo mensajero. la hormona de crecimiento reduce la cantidad de tejido adiposo e incrementa la liberación de ácidos grasos. BIOQUÍMICA MÉDICA I 5 .2%) y Guatemala (6. la producción de leptina y sus concentraciones son una señalización para el SNC de la energía almacenada.8%.OMS 2008.8%. el tejido pardo tiene utilidad como fuente de carbohidratos. lo que acelera el almacenamiento de lípidos.9 a 11. Sus efectos en la producción de AMPc y la respuesta celular relacionada con el mismo son mediados por actividad de la adenililciclasa. aunque los preadipocitos que son células primitivas que se encuentran en reposo pueden ser reclutados y activados. entremezclada con fibroblastos. dislipidemias y enfermedad cardiovascular. Por consiguiente. así como un factor de riesgo para diabetes mellitus tipo 2. ligado a la diabetes y a la obesidad. preadipocitos y células inmunitarias.5-trifosfato y diacilglicerol. se encuentra rodeado por una matriz de tejido conectivo laxo. por otra parte el incremento agudo de la glucemia (ya sea por hiperglucemia o hiperinsulinismo) incrementa la expresión de péptidos derivados de las grasas.7 a 9. y por inhibición de los receptores -2. en la síntesis del agua y la regulación de la termogénesis. en este estado mórbido los adipocitos se encuentran hipertróficos e hiperplásicos.9 a 5. es necesario para la homoestasis de la glucosa y en los procesos inflamatorios. y Perú de 9. se divide en dos tipos: pardo y blanco. La tendencia mundial en el aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes es particularmente alarmante. porque la obesidad infantil es un factor de predicción muy importante de obesidad en la edad adulta. puede tener un papel oxidativo.4 a 5. además de regular procesos fisiológicos como el peso corporal. La resistina en un factor especifico que induce la resistencia a la insulina. 4). lo que da lugar a la formación de inositol 1.8%.9 a 8. Honduras reporta un incremento de 2. por la estimulación de la activación de lipoproteinlipasa.

1 de TMB) La TMB depende de factores como la cantidad de tejidos muy activos (como el del hígado o músculo) así como del tejido prácticamente inactivo como el adiposo.5-1 Kg/año. (Ver fig. puede reducir la cantidad de tejido adiposo. Las concentraciones plasmáticas y la producción de factor de necrosis tumoral alfa están incrementadas en la obesidad. También. ya que de la energía brindada por las proteínas. como la enzima convertidora de IL-1 (ICE) y las proteasas de cisteínas semejantes a ICE. las caspasas.TMB de hombres y mujeres a diferentes edades y peso. así mismo el 510% de la energía de los carbohidratos y 2-5% de las grasas. En los preadipocitos y adipocitos maduros existen 2 receptores de TNF. La termogénesis posprandial derivada del tipo de dieta influye en el peso. Este cambio de peso se relaciona con la ingesta de alimentos y la regulación del apetito.Por otro lado el factor de necrosis tumoral alfa. 15-20% se utiliza como parte de su digestión. este valor se conoce como de Tasa Metabólica Basal (TMB). debido a su capacidad de inhibir la diferenciación de adipocitos. lo que significa un aumento en el consumo de solo 20 Kcal/día sabiendo que 1 Kg significan 7000Kcal extras almacenadas. aspectos que pudieran ser considerados culturales debido a que los mexicanos tenemos ideas de raciones grandes como símbolo de hospitalidad lo que prácticamente obliga a la persona invitada a comer raciones grandes sin necesidad y a que nuestra dieta ancestral a base BIOQUÍMICA MÉDICA I . la demanda de energía es mayor que en un adulto en relación a su peso. el p55 y p80. que comprende de unas 1400 Kcal/día con una variación máxima de 10% entre cada individuo. así que se asume que el cuerpo tiene una notable capacidad para disminuir o aumentar el metabolismo. El organismo necesita energía para mantenerse y para realizar sus procesos metabólicos. MONOGRAFÍA OBESIDAD Figura 1. la regulación de hormonas tiroideas y el nivel de actividad física de la persona. En los niños. influyen en la TMB. el TNF- induce la apoptosis al activar los ejecutores. El control metabólico es realmente eficiente debido a que los cambios de peso de una persona promedio son de 0. así como su sexo. que tienen prácticamente todos sus tejidos de forma activa por su crecimiento. que es la responsable de la generación de cortisol a través de la cortisona activa. inhibir la lipogénesis y estimular la lipólisis e inducir la apoptosis. El TNF- regula en forma positiva a la 11-hidroxiesteroide deshidrogenasa. edad y peso. En personas muy obesas el almacenamiento de energía es de 8000 Kcal/kg. 6 Fisiopatología del Equilibrio Energético En la práctica médica es importante comprender los cambios de peso de los pacientes debido a que estos cambios puede ser clave para un diagnóstico.

Los cambios de actividad física. da señal de saciedad e inhibe el vaciamiento gástrico. La leptina es secretada por los adipocitos en proporción a la cantidad de tejido adiposo estimulando la sensación de hambre entre otras funciones aún estudiadas. Los cambios de peso en los individuos se sugiere a unas 7000 Kcal/kg en consumo. por ejemplo la típica comida rápida estadounidense. sin embargo la grasa representa unas 9Kcal/g es decir 9000 Kcal/kg. El péptido YY induce saciedad y es secretado por las células L en proporción a la carga de nutrimentos por la comida. Se ha pensado además que la deficiencia de Zinc pudiera estar relacionada con la baja síntesis de proteínas en los mexicanos y una facilidad para almacenar grasa. frijones. La genética se encuentra relacionada con la ganancia de peso y posiblemente más los mexicanos aunque suele ser muy difícil de decir. MONOGRAFÍA OBESIDAD El neuropéptido Y producido por cuerpos celulares en el núcleo arcuato del hipotálamo estimula el consumo de alimentos aumentando en las mimas cantidades que la insulina. como es pasar de ser una persona activa a una sedentaria influyen en una brusca ganancia de peso. Las señales provenientes del tracto gastrointestinal mediante el X par al núcleo del tracto solitario estimulan la sensación de saciedad. a pesar de esto. La Ghrelina se produce en el estómago por ayuno por lo que aumenta a sensación de hambre. Las hormonas intestinales coordinan las funciones de motilidad. gusto. La causa genética más común de obesidad es una afección en los receptores de hormona en el sistema de la melanocortina ya que actúa inhibiendo el consumo de alimentos. esto es la cantidad de Kcal/g que contiene la comida. su apetito aumenta por una ganancia de masa corporal porque su cerebro ajusta el nivel de apetito pensando que es una respuesta “correcta”. El control del apetito se estimula por señales aferentes externas como el olfato. Con respecto a la ingesta de alimentos. Por lo que la comercialización y facilidad de adquirir alimentos con mayor densidad energética. La densidad energética de los alimentos aumenta el número de Kcal/día que consume una persona. El sexo también está implicado debido a que los hombres tienden a almacenar más tejido magro a diferencia de las mujeres. Esta discrepancia se debe a que el peso ganado no solo aumenta en grasa sino también en tejidos activos como intestino o hígado.de tortilla y frijol pudiera hacernos deficientes en hierro y zinc y tener consecuencias por déficit de estos minerales. llevando a un mayor aumento de peso. además de que disminuye el consumo de alimentos en casi 11% y aumenta la liberación de insulina. por lo que los pacientes que aumentan de peso aumentan su TMB y no la disminuyen como se suele creer. audición o a través del SN y señales internas a través de SNA. al contrario de la comida ancestral mexicana a base de cereales no refinados. el almacenamiento de tejido magro se encuentra limitado. por lo que se entiende que después del límite la cantidad de BIOQUÍMICA MÉDICA I 7 . vista. absorción y retroalimentación al SNC en cuanto a disponibilidad de nutrimentos. aumenta la cantidad de Kcal consumidas y el peso de las personas. frutas y verduras que esas mismas 2000 Kcal las encontramos en 3Kg de comida. El péptido similar al glucagón actúa disminuyendo el vaciamiento gástrico y reduciendo la secreción gástrica. tiene una densidad de 2000Kcal/700g de comida. secreción. al disminuir el gasto de energía. La colecistocinina (CCK) secretada en el duodeno en respuesta al alimento. después de que una persona se ha sobrealimentado en relación con su nivel de actividad física.

de las cuales se han obtenido casi todos los genes o prospectos. insulina o de ambos reflejan cambios en el estado energético. correspondiente a los requerimientos diarios en macronutrientes) Genética de la Obesidad Hasta ahora se conocen más de 41 síndromes Mendelianos implicados en el desarrollo de la obesidad humana. En humanos. y tal vez también mediante estimulación de la producción de leptina en el tejido adiposo. La leptina. más de 430 genes. ante los cuales responde el sistema nervioso central ajustando la ingesta. Los cambios en los niveles plasmáticos de leptina. excepto en el cromosoma Y masculino. La proteína codificada por este gen es secretada por las células adiposas blancas. estos defectos genéticos se han visto en muy pocos casos de obesidad humana. Satirizado primera la base de datos de la Universidad de Stanford llamada “Source” para sus definiciones: Figura 2. se ha propuesto como señal de control del peso corporal. En pacientes obesos. marcadores y regiones cromosómicas se han asociado a los fenotipos de obesidad humana. y la ausencia de su receptor también se asocian a la obesidad mórbida de aparición temprana. Al contrario. Homólogo del gen llamado “obesidad” (ob) en el ratón. para así restablecer el tamaño normal de los depósitos grasos. seleccionando cuidadosamente los alimentos y racionándolos. además de inhibir la ingesta por sí misma. Se han identificado casos específicos de obesidad humana debido a mutaciones o polimorfismos en los siguientes genes humanos. los defectos congénitos en la vía de la leptina. La insulina incrementa la actividad simpática. de adiposidad. El mapa genético de la obesidad humana muestra sitios loci putativos en todos los cromosomas. (Ver Fig. No obstante. involucrando a todos los miembros de la familia. es importante mantener una dieta con un déficit de 600 Kcal por debajo de sus requerimientos diarios. Los individuos obesos secretan más insulina como respuesta a determinadas dosis de glucosa. así como el gasto energético. En general. Leptina (LEP).tejido magro disminuye y los depósitos de grasa aumentan. junto a la insulina. Figura 3 MONOGRAFÍA OBESIDAD 1. lo habitual es que los individuos obesos tengan niveles elevados de leptina circundante debido a su BIOQUÍMICA MÉDICA I 8 . Tener precaución con todas estas medidas que aumentan el peso es fundamental para llevar una vida saludable y con un peso ideal. o de ambos. 2. así como sus respectivas regiones genómicas.

entre otras. Es un receptor específico del centro heptapeptídico común de la hormona adrenocorticotrópica y de las BIOQUÍMICA MÉDICA I 9 . La POMC se produce en la hipófisis.mayor cantidad de tejido adiposo y el desarrollo de resistencia a la misma. y pudiera estar implicado en la reproducción.1) y la insulina en 11p15. 2. Asimismo. En adultos. cuyo gen se encuentra ubicado en el cromosoma 1 (1p31. 4.5. Por su parte. Debido a que el que si tiene función importante en el desarrollo de Drosophila con su nivel de expresión más alto durante el periodo de neurogénesis. tejido adiposo. así como anormalidades en el desarrollo del cerebro. Es conocida con otros nombres. en su núcleo arqueado (ARC). en particular faciales y de cráneo. PCSK1 procesa precursores hormonales mediante ruptura de aminoácidos básicos apareados. hígado. Los sistemas neuronales más sensibles a la leptina. Proopiomelanocortina (POMC). corazón. homólogo de 1 del gen “single minded” de Drosophila. prorrenina. hormona estimulante de melanocitos. También incrementan la pigmentación de la piel mediante mayor producción de melanina en los melanocitos. la leptina (el factor de obesidad) es una hormona específica de los adipocitos reguladora de la masa del tejido adiposo a través de efectos hipotalámicos que actúan sobre la saciedad y el gasto energético. Las mujeres presentan un contenido del leptina en la sangre. SIM1. Contiene un único dominio transmembrana.LEP se encuentra en el cromosoma humano 7 (7q31. Su gen se ubica en el cromosoma 5 (5q15). Su gen se ubica en el cromosoma 2 MONOGRAFÍA OBESIDAD (2p24. se encuentran en el hipotálamo.3) y pertenece a la familia de los receptores de citocinas tipo I. Es una proteasa de serina de la familia de las subtilasas. se propuso que el humano pudiera ser candidato al desarrollo de ciertas características dismórficas. Receptor 4 de melanocortina (MC4R) en el cromosoma 18q21. beta-lipotropina. 5. Varios tejidos se expresan el gen LEPR. su proteína se produce en la hipófisis y estimula a las glándulas suprarrenales para que liberen cortisol. 3. Ésta proteína se asocia tumores carcinoideos. PCSK1 se localiza en los gránulos de secreción y requiere de calcio como cofactor.1). proencefalina. retraso mental en el síndrome de Down. se sabe que también participa en la rotura de proopiomelanocortina. 6. como adrenocorticotropa.32. con neuronas ricas en su receptor LEPR. Gen procedente de cromosomas 6 (6q16. LEPR participa también en una vía hematopoyética. La insulina es otro de sus sustratos. como páncreas tracto gastro intestinal. intestino delgado. necesaria para la linfopoyesis. Se concluye que tanto en la insulina como en la leptina son dos principales señales que regulan el equilibrio energético. implicado en la regulación del metabolismo adiposo mediante fosforilación activamente. LEPR es el mediadorr señal (traducción) a través de JAK2/STAT3 (signal transducer and activator of trascription). y de su transcrito. SIM1 es un factor de transcripción que pudiera tener efectos pleiotrópicos durante la embriogénesis y en adultos. PCSK1 es una proteína de tipo I de la enzima procesadora de proinsulina y tiene función clave en la regulación de la biosíntesis de insulina. prodinorfina.3). La leptina activa a las neuronas alfa MSH/CART e inhibe las neuronas NPY/AGRP. puede mediar la ruta de señales de ERK/FOS. prosgastrina y prosomatostatina. Pro-proteína convertasa subtilisina/quexina tipo 1 (PCSK1). o ambos casos. más elevado que los varones. Receptor de leptina (LEPR). próstata y ovario.

en ocasiones. las cuales se enriquecen en triglicéridos obtenidos de otras lipoproteínas. Su existencia depende de la interacción de factores genéticos y ambientales. por más de un mecanismo. El concepto "síndrome metabólico" aporta una visión integral de la fisiopatología de la enfermedad. Por lo tanto.proopiomelanocortinas alfa. su presencia determina una composición anormal de las HDL. Ejemplos de ello son las hiperlipidemias primarias asociadas al síndrome metabólico. La hiperglicemia pospandrial es una manifestación tardía que predice la aparición de los desenlaces mayores del síndrome metabólico (diabetes y eventos coronarios). la fisiopatología de cada componente no puede ser explicada por completo por la resistencia a la insulina. la cardiopatía isquémica y la diabetes mellitus tipo 2. enzima clave en la síntesis de las HDL nacientes. Sin embargo. El resultado final de estas acciones es una concentración anormalmente baja de colesterol-HDL explicado tanto por disminución en la síntesis como por aumento en la depuración de las HDL. MC4R es una proteína integral de membrana presente principalmente en el cerebro. en contraste. BIOQUÍMICA MÉDICA I 10 . Sus dos desenlaces principales. Algunas de estas últimas son causadas por la acción insuficiente de la insulina (p. la resistencia a la insulina es una de las explicaciones de la mayor actividad de la lipasa hepática. Para cada componente existen datos sólidos de la participación de la resistencia a la insulina. hipertensión arterial y otras anormalidades consideradas como componentes menores. Este receptor es mediado por las proteínas que estimulan a la adenilatociclasa. Síndrome Metabólico El síndrome metabólico es el concepto clínico que integra los mecanismos por los que la resistencia a la insulina y la adiposidad abdominal favorecen la aparición de la diabetes y la aterosclerosis. Además. concentración elevada de glucosa o ácidos grasos libres) o por efecto excesivo de la hormona (acantosis nigricans. La dificultad para definir la resistencia a la insulina es una de las explicaciones de la complejidad del síndrome metabólico. son las dos causas de muerte más frecuentes en México. La resistencia a la insulina se define como una menor respuesta hipoglucemiante a la exposición a la hormona. Las manifestaciones iniciales son: acúmulo de grasa en el abdomen. la gravedad de la resistencia a la insulina varía entre los tejidos. Como mecanismo de compensación. la resistencia a la insulina selectiva del síndrome metabólico causas múltiples anormalidades metabólicas.. encima que destruye las HDL enriquecidas en triglicéridos. la concentración de insulina aumenta y modifica el patrón de secreción de la hormona. Finalmente. además de anormalidades en el metabolismo de carbohidratos. MONOGRAFÍA OBESIDAD La resistencia a la insulina causa menor expresión de la lipasa lipoproteína. Anormalidades en el Metabolismo de Carbohidratos en el Obeso desde Síndrome Metabólico hasta la Diabetes tipo II. En el síndrome metabólico. seguida de alteraciones en los lípidos sanguíneos. Los componentes del síndrome metabólico son marcadores de la existencia de anormalidades en diversas vías metabólicas reguladas por la insulina. en la grasa y en el hígado. beta y gamma. A las acciones de la resistencia a la insulina se agregan las patologías primarias asociadas a esta entidad. El defecto es mayor en el músculo estriado. el ovario y la piel son sensibles a su acción. como la hiperlipidemia familiar combinada o la hipertrigliceridemia familiar. ej. Un ejemplo de ello es el componente "colesterol HDL bajo".

las arritmias ventriculares y la muerte súbita. Una característica de la enfermedad. la dislipidemia del síndrome metabólico pueden inducir una reacción inflamatoria de bajo grado. Los componentes mayores son las anormalidades del metabolismo de las lipoproteínas. diversos cambios protrombóticos o que inhiben la fibrinólisis. En el síndrome metabólico es frecuente observar concentraciones mayores que lo normal de triglicéridos en el tejido muscular. En este tipo de diabetes. el elemento central del síndrome es el acúmulo de grasa en el abdomen. La obesidad puede causar aterosclerosis coronaria a través de mecanismos bien descritos y aceptados. la insuficiencia renal y la ceguera. no detallaremos más sobre este padecimiento. hipertensión y diabetes mellitus tipo II. en miocardio. La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. MONOGRAFÍA OBESIDAD La diabetes es uno de los desenlaces mayores del síndrome metabólico. la hipertensión arterial. la fibrilación auricular. Por ejemplo. o el organismo no responde a sus efectos. Enfermedades cardiovasculares en obesidad. ej. Para otros autores. La complejidad de la fisiopatología da por resultado un cuadro clínico diverso y variable. hiperuricemia e hiperandrogenismo (en las mujeres). probablemente debido a los diferentes mecanismos fisiopatológicos que involucran gran cantidad de factores e interactúan de una manera enmarañada. incluyen. en el hígado y en las células beta del páncreas. a los efectos adversos de la diabetes. Diabetes tipo dos. Su tratamiento es capaz de prevenir la aparición de complicaciones. tales como dislipemia. provocando una acumulación de glucosa en la sangre. durante un periodo mayor a lo que sucede en otras poblaciones. la enfermedad vascular cerebral. Sus complicaciones son. el organismo puede producir insulina pero.aumento de la síntesis de testosterona en el ovario). Su presencia es un posible mecanismo que une a la mayor parte de los componentes del síndrome metabólico. Estudios epidemiológicos han demostrado que la obesidad es un factor de riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares. disminución de la utilización de glucosa en el músculo o menor secreción de insulina en las células beta). Otras manifestaciones clínicas se consideran componentes menores por ser menos frecuentes o por haber menos evidencia de su relación con el síndrome. Como resultado muchos de ellos necesitarán atención médica frecuente y sufrirán incapacidad temporal o definitiva en el período de vida de mayor productividad. El número de casos ha aumentado notablemente en las últimas décadas. incluidas la enfermedad coronaria. esteatosis hepática y. la insuficiencia cardiaca. la hiperglicemia y la obesidad abdominal. es la causa de un alto porcentaje de amputaciones de las extremidades inferiores. El 15% de las personas afectadas son diagnosticadas antes de los 40 años. inflamación crónica de bajo grado. o bien no es suficiente. la evidencia reciente ha demostrado que la BIOQUÍMICA MÉDICA I 11 . ya que es el tema central de otro equipo. A pesar de ser un tema de gran interés. Algunos de estos componentes pueden interrelacionarse entre sí. entre otras. particular de los mexicanos. Su presencia induce apoptosis. exponiéndolas. es la edad temprana de aparición. Sin embargo. sin la participación de la resistencia a la insulina. inflamación y una función anormal del tejido afectado (p. entre otras. La asociación entre obesidad y diferentes formas de enfermedad cardiovascular es compleja. Se desconocen los detalles por los que la obesidad abdominal se asocia a la lipotoxicidad. el infarto de miocardio.

Esto se considera un proceso crítico en la aterogénesis. Disfunción endotelial. es el tejido adiposo metabólicamente más activo que causa más resistencia a la insulina. factor VII. La obesidad se asocia a diversos cambios en el sistema de coagulación y fibrinolítico. El exceso de grasa acumulado en las vísceras. apnea obstructiva del sueño e intercambio aumentado de ácidos grasos libres. y tal vez etiológico. Particularmente. la obesidad central se han asociado a disfunción MONOGRAFÍA OBESIDAD Inflamación sistémica. La interleucina (IL) 6 es una citocina que estimula la producción de PCR en el hígado. activación neurohormonal con aumento del tono simpático. Se ha observado una asociación positiva entre el IMC y la PCR en adultos y niños. hablaremos un poco sobre estos factores. de la enfermedad cardiovascular. y también debido al depósito de grasa en áreas específicas del cuerpo con función directa en la patogenia de la aterosclerosis coronaria. enfermedad cerebrovascular. A continuación. asociación entre obesidad y enfermedad cardiovascular podría incluir muchos otros factores como inflamación subclínica. relacionado con la obesidad central. como un estado inflamatorio aumentado con los consecuentes BIOQUÍMICA MÉDICA I 12 . factor de von Willebrand y PAI-1 y aumento en la adhesividad plaquetaria. Cambios en factores hemostáticos. Las personas con obesidad tienen mayores concentraciones de fibrinógeno. así como de niveles elevados de leptina (hormona importante en la inducción de la saciedad). Se ha postulado que la obesidad induce cambios en la hemostasia y la fibrinólisis a través de diversos mecanismos. Factores metabólicos. enfermedad arterial periférica y muerte por enfermedad isquémica cardiaca en varones y mujeres aparentemente sanos.endotelial. lo que promueve la trombosis. La inflamación ha emergido como un poderoso factor predictor. La IL-6 se produce y se libera al torrente sanguíneo por el tejido adiposo y se ha demostrado una fuerte correlación entre la concentración de PCR en suero y el contenido de IL-6 en el tejido adiposo en seres humanos. altas concentraciones de leptina e insulina. hipertrigliceridemia y cambios en el tamaño de partículas de LDL y bajas concentraciones de HDL. La concentración elevada de proteína C reactiva (PCR) se ha asociado a un aumento en el riesgo de infarto de miocardio. factor VIII. Los mecanismos por los que la obesidad puede inducir disfunción endotelial no están bien definidos. La disfunción endotelial induce la quimiotaxis de las moléculas de adhesión e induce la diferenciación de monocitos en macrófagos. Los mecanismos por los que el exceso de grasa causa resistencia a la insulina involucran diferentes vías fisiopatológicas y están mediados por citocinas y otros mediadores inflamatorios. como la grasa subepicárdica. La disfunción endotelial también promueve la agregación plaquetaria y disminuye la disponibilidad del óxido nítrico.

insuficiencia cardiaca. enfermedad coronaria e insuficiencia cardiaca. enfermedad cardiaca isquémica. La asociación entre obesidad y enfermedad coronaria está parcialmente mediada por factores de riesgo tradicionales como hipertensión. existe la hipertrofia ventricular izquierda asociada a la obesidad. La AOS se ha asociado específicamente a hipertensión. enfermedad cerebrovascular. aunque estos factores de riesgo no explican totalmente la asociación entre obesidad y enfermedad coronaria. La AOS induce estrés agudo y crónico que podrían predisponer a la isquemia del miocardio durante el sueño.aumento de fibrinógeno. la activación simpática y los aumentos repentinos de la presión arterial podrían causar igualmente isquemia del miocardio.000 pacientes. La hipoxia aguda aumenta la vasoconstricción periférica inducida por apnea y la hipoxemia grave. Obesidad y enfermedad coronaria. el aumento del volumen MONOGRAFÍA OBESIDAD intravascular con aumento del estrés en la pared vascular. A largo plazo. la retención de CO2. que no puede explicarse sólo por el aumento de la presión arterial. inflamación y cambios en la naturaleza de las lipoproteínas que las hacen más aterogénicas. la activación de mecanismos inflamatorios y procoagulantes y el aumento de la concentración de insulina también pueden contribuir al desarrollo y la progresión de la enfermedad isquémica cardiaca. la producción de sustancias vasoactivas y tróficas (como la endotelina). que después puede evolucionar a fibrosis y deterioro diastólico o sistólico del ventrículo izquierdo. Por ejemplo. dislipemia y diabetes mellitus. Obesidad e insuficiencia cardiaca/cardiomiopatía. afecciones que aumentan el riesgo de fibrilación auricular. hormonas y factores de crecimiento. El aumento en la prevalencia de fibrilación auricular podría atribuirse al envejecimiento de las poblaciones combinado con el mejor pronóstico de los pacientes con hipertensión. la cual representa el 50% de los casos de insuficiencia cardiaca. Estudios recientes han demostrado también que en pacientes con obesidad central pueden desarrollarse infiltración grasa del miocardio. como el tono simpático incrementado. hipertensión e intolerancia a la insulina. La apnea obstructiva del sueño como mediador entre obesidad y enfermedad cardiovascular. Un metaanálisis reciente que incluyó 16 estudios con 123. Complicaciones cardiovasculares de la obesidad. Además. hipertensión pulmonar y arritmias cardiacas. Obesidad y fibrilación auricular. Es posible que la AOS sea un mediador en esta asociación. pero estudios recientes han demostrado que otros factores podrían estar implicados en el origen de la cardiomiopatía relacionada con obesidad. El estado protrombótico en sujetos con obesidad probablemente contribuya al inicio de eventos coronarios agudos. Estudios han demostrado un aumento en la prevalencia de fibrosis del miocardio que es proporcional al grado de obesidad y se asocia a degeneración celular e inflamación. el aumento en la circulación de ácidos grasos libres. evaluó el impacto de la obesidad en la fibrilación BIOQUÍMICA MÉDICA I 13 . el desarrollo de hipertensión. Los pacientes con AOS generalmente presentan factores asociados como obesidad. La aterosclerosis coronaria probablemente se inicia o se acelera por diversos mecanismos potenciados por la obesidad. Diversos estudios indican que la obesidad puede causar o favorecer la aparición de fibrilación auricular. Durante varios años se creyó que la obesidad podría causar insuficiencia cardiaca sólo a través de mecanismos intermediarios como hipertensión o enfermedad coronaria. la obesidad también se ha asociado con la disfunción diastólica. resistencia a la insulina y disfunción endotelial y por la regulación de la producción de PAI-1 por el tejido adiposo o por efecto de varias citocinas.

están aumentados en sujetos con obesidad mórbida. debido a las anormalidades en el balance simpático y vagal que se registra en sujetos obesos. Estudios electrofisiológicos han demostrado en sujetos con obesidad un aumento en la irritabilidad eléctrica que puede desencadenar la aparición de arritmias ventriculares. Hay correlación directa entre el intervalo QT corregido y el IMC. Igualmente. las dislipidemias se deben a aumento de producción de liproproteínas en el hígado por MONOGRAFÍA OBESIDAD deficiencia inhibitoria de la insulina sobre la lipólisis y defectos en su eliminación debido a menor actividad de la lipasa lipoproteínica. en particular. como fibrosis. El ERGE en la obesidad es importante debido a que es causa de cáncer esofágico. la prevalencia y el número de potenciales evocados tardíos anormales. incluso en ausencia de disfunción ventricular o insuficiencia cardiaca clínica. Las estatinas actúan como inhibidores competitivos de la HMG-CoA reductasa. utilizadas para el tratamiento de la hipercolesterolemia tienen efectos positivos en enfermedades cardiovasculares. simvastatina. fluvastatina. Y las estatinas ( lovastatina. someterse a un análisis para descubrir cuál es la causa de la dislipidemia y recibir un tratamiento médico. el paciente obeso necesita perder peso. En el paciente obeso. rosvastatina y atorvastatina). OTRAS ENFERMEDADES Obesidad y ERGE Se asume que la obesidad predispone a la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) aunque es una afirmación para algunos. Los fibratos (clofibrato. gemfibrozil. Dislipidemia en el paciente obeso o con sobrepeso. Entre las patologías más importantes encontramos las dislipidemias. es decir lipoproteínas que se depositan en placas de ateroma. etofibrato y ciprofibrato) son capaces de disminuir el número de eventos cardiovasculares al ser utilizados como tratamiento para la hipertrigliceridemia. La presencia de potenciales tardíos en obesos podría ser secundaria a los cambios bien conocidos de la cardiomiopatía por obesidad. Obesidad y Litiasis La litiasis vesicular (LV) es una enfermedad en la que intervienen factores de riesgo BIOQUÍMICA MÉDICA I 14 . controversial. se pueden apreciar las prevalencias de diversos tipos de dislipidemias en pacientes obesos mexicanos. infiltración de grasa y de células mononucleadas e hipertrofia de los miocitos. factores asociados con un riesgo elevado de muerte súbita. En la figura 3. factores relacionados con el aumento del riesgo de muerte súbita. Las dislipidemias son un conjunto de enfermedades caracterizadas por concentraciones anormales de colesterol. hipertensión arterial y diabetes tipo 2. adenocarcinoma del esófago. Los sujetos con obesidad tienen en general una frecuencia cardiaca más rápida y una disminución de la variabilidad de la frecuencia cardiaca. gradiente de presión gastroesofágica elevado. pravastatina. Para poder solucionar estos problemas. bezafibrato.auricular y demostró que los obesos tienen un 50% más riesgo de fibrilación auricular y que el riesgo se incrementa a medida que aumenta el IMC. elevaciones trasitorias de la presión intraabdominal. colesterol-HDL en suero. La obesidad se asocia a mayor mortalidad cardiovascular. el síndrome metabólico. Obesidad y arritmias ventriculares. La relación se debe a: disminución de la presión basal del esfínter esofágico inferior. fenofibrato. peristalsis esofágica anormal y aclaramiento esofágico alterado. triglicéridos.

Los niveles de insulina elevados son un indicador y factor de riesgo de LV. Así. alrededor de un 1025% de pacientes obesos desarrollarán LV. y la disminución de la liberación de adiponectina por parte del tejido adiposo. la producción de diversas sustancias como leptina. la adiposidad afecta la síntesis y biodisponibilidad de esteroides sexuales a través de varios mecanismos. como se mencionó anteriormente. y la producción de esteroides sexuales. Un defecto en la síntesis de colesterol puede ser además un vínculo entre la litiasis y la obesidad. particularmente estrógenos. también aumenta el riesgo de litiasis. incremento de la secreción de mucina y calcio en la vesícula biliar. mismos que son factores que contribuyen al desarrollo de síndrome de resistencia a la insulina. el aumento de los niveles de insulina e IGF1 ocasionados por el tejido adiposo. y elevación de las concentraciones de prostaglandinas y ácido araquidónico a nivel de la vesícula biliar. a su vez. y como ya se mencionó antes. El aumento en la liberación de ácidos grasos libres. La formación de cálculos puede deberse a aumento en la saturación de bilis. lo que favorece el desarrollo de esteatosis hepática.ambientales y genéticos. lo que conduce a elevación en los niveles séricos de estrógenos libres biodisponibles. el tejido adiposo puede afectar la fisiología de numerosos órganos y tejidos MONOGRAFÍA OBESIDAD mediante aumento o disminución de la liberación de ácidos grasos libres. pacientes con cirrosis criptogénica y HC tienen historia de obesidad. las dislipidemias son características de los trastornos metabólicos de los pacientes obesos. Mecanismos metabólicos y hormonales. debido a que el tipo de dieta occidental que en cantidades abundantes vuelve obeso a un paciente. Las alteraciones de estrógenos inducidas por la adiposidad pueden explicar en gran parte la asociación observada entre obesidad y riesgo de cáncer. Mediante este tipo de defectos. sobrepeso. ya que existe una vasta evidencia clínica y experimental acerca del papel central BIOQUÍMICA MÉDICA I 15 . el tejido adiposo en el varón y en la mujer posmenopáusica es el sitio principal de la síntesis de estrógenos. EHNA. En segundo lugar. Las dislipidemias influyen también en el desarrollo de LV en pacientes obesos. Obesidad y Hepatocarcinoma. resistina y TNF-alfa. La obesidad es un factor de riesgo de hepatopatía crónica progresiva. Primero. Mecanismos que relacionan la adiposidad con el riesgo de cáncer. a reducción de la síntesis y liberación hepática de la proteína plasmática de unión a IGF1. adiponectina. Asimismo. De hecho. como el de mama. da lugar a aumento de la resistencia a la insulina y a hiperinsulinemia compensatoria. el tejido adiposo expresa genes de enzimas que metabolizan esteroides sexuales. El tejido adiposo es muy activo metabólicamente y cuenta con actividad endocrina. cirrosis hepática y HC. Al perder peso. resistina y TNF-alfa. En respuesta a señales metabólicas y endocrinas. Lo anterior causa aumento de la IGF1 biodisponible. hiperlipidemia y ferritina sérica alta. La mayor relación que existe entre la LV y la obesidad se presenta en mujeres. La relación de la litiasis y la obesidad se ve marcada en la dieta. La elevación de los niveles de insulina conduce. la insulina y el IGF1 pueden contribuir a la carcinogénesis. y alteraciones metabólicas como diabetes mellitus 2. que promueven la síntesis de estrógenos a partir de precursores androgénicos de origen gonadal o suprarrenal. Estudios in vitro han demostrado claramente que tanto la insulina como el IGF1 actúan a través de receptores específicos como factores de crecimiento que promueven la proliferación celular e inhiben la apoptosis en diversos tejidos. aromatasa y 17-β-hidroxiesteroide deshidrogenasa. da lugar a una reducción de la síntesis y circulación de la globulina plasmática de unión a esteroides sexuales.

los cuales pueden ser parte fundamental del proceso que vincula la carcinogénesis hepática con la obesidad y padecimientos del hígado caracterizados por acumulación de lípidos. Desde el manera. con diabetes mellitus en quienes no existe el antecedente de consumo. la activación de oncogenes como c-myc en la EHNA puede contribuir al proceso de iniciación. Además. Mecanismos prooxidativos y proinflamatorios. La infiltración grasa del hígado surge como respuesta a una gran variedad de estímulos BIOQUÍMICA MÉDICA I 16 . Otros mecanismos. o ambas cosas. Asimismo. fundamentales en el desarrollo de la EHNA. promoción y progresión. El estrés oxidativo y la peroxidación lipídica. Las células ovales son el origen de varios tipos de cáncer humano y se piensa que representan una forma de compensación por la pérdida de hepatocitos senescentes. pero que en la biopsia hepática se observan cambios histopatológicos similares a los que se ocurren en hepatitis alcohólica. La acumulación de ácidos grasos da lugar a la activación del receptor activado por proliferadores de peroxisoma.de los estrógenos en la regulación de la proliferación y diferenciación celular y la promoción de cáncer. abuso de alcohol. Todavía es muy incipiente el conocimiento en cuanto a los factores genéticos. como los polimorfismos en diversos genes relacionados que en el metabolismo lipídicos y la supresión de tumores. particularmente TGF-β y el TNF-α. En la EHNA existen condiciones que pueden resultar suficientes para favorecer la transformación maligna en sus distintas etapas de iniciación. La pérdida de balance en la relación de factores proapoptósicos y antiapoptósicos puede favorecer la promoción de células transformadas. pudieran participar en la iniciación del proceso canceroso mediante inducción de la proliferación de células ovales. La obesidad tiene un papel protagónico en la presencia de la enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD). la obesidad tiene consecuencias deletéreas en el pronóstico de otras enfermedades distintas a la NAFLD. los cuales han mostrado que favorecen la supervivencia y proliferación MONOGRAFÍA OBESIDAD de células ovales en modelos de regeneración hepática. la cual ejerce efectos proangiogénicos que favorecen la progresión de tumores. como P53. La esteatohepatitis no alcohólica se define como un síndrome clínicopatológico que se presenta de manera predominante en personas con obesidad. La progresión de estas últimas pudiera facilitarse por las alteraciones en diversas citocinas y factores de crecimiento que ocurren en la EHNA. asimismo. La obesidad es un factor importante en el desarrollo de esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). puede alterar el metabolismo de prostaglandinas y ocasionar la generación de ciclooxigenasa-2. o epigenéticos. del género femenino.α. en particular. lo que implica a esta entidad como factor etiológico importante en el desarrollo de HC. la proteína supresora de tumores P53 es de importancia capital para la regulación del ciclo celular y el mantenimiento de la integridad del genoma. Fisiopatología. las mutaciones del gen supresor de P53. con mayor mortalidad en grupos de pacientes obesos. la peroxidación lipídica puede generar diversos mutágenos. como hipometilación global o hipermetilación de promotores de genes específicos. pueden potenciarse por la presencia de productos de peroxidación de ácidos grasos. Obesidad y Esteatohepatitis no Alcohólica.

uno de los predictores más importantes para el desarrollo de cirrosis en pacientes obesas es la presencia de diabetes. esta última ha demostrado tener actividad angiogénica y ser posible promotor del crecimiento tumoral. por el aumento en la aromatización de estrógenos en los adipocitos periféricos que incrementan los niveles séricos de estradiol. La obesidad y el cáncer de próstata Algunos mecanismos para explicar asociación de la obesidad con CaP son:  la Alteraciones endocrinológicas de la insulina y su asociación a factores de crecimiento. Aunque el hígado graso es por sí mismo una condición benigna. afectan en forma deletérea la evolución de las hepatopatías crónicas y de las hepatopatías terminales. grasa intraabdominal y obesidad general. incluso de manera independiente al índice de masa corporal. dicha conversión se lleva acabo en el tejido adiposo BIOQUÍMICA MÉDICA I 17 . la distribución de grasa corporal y la relación cintura:cadera es uno de los factores que más influyen en el incremento del riesgo relativo de desarrollar NAFLD.nocivos que incluyen hipoxia. debido que la dehidrotestosterona estimula el crecimiento prostático del estroma y disminuye la proliferación epitelial o glandular mediante la inhibición competitiva del receptor de andrógenos. asociados a los niveles séricos de insulina y leptina. la regulación negativa en la expresión del RNA mensajero del receptor de andrógenos. hormonas sexuales (incremento de estrógenos y disminución en la conversión de testosterona a dehidrotestosterona) y la misma distribución de grasa sistémica La actividad de 5-reductasa con la subsecuente reducción de los niveles de MONOGRAFÍA OBESIDAD globulina transportadora de hormonas sexuales y conversión de testosterona a dehidrotestosterona. ayuno. Los efectos de la obesidad. que se considera uno de los elementos principales en el desarrollo del síndrome metabólico. Existe una relación directa entre el grado de infiltración grasa del hígado y la sensibilidad a la insulina. que ocasiona niveles altos de estradiol libre y resistencia a la insulina. Este incremento del estradiol es resultado del aumento de la aromatización de estrona por los adipocitos. deficiencias nutricionales. Incluso se ha propuesto que niveles elevados de leptina. la principal fuente de estrógenos es la conversión periférica del esteroide andrógeno suprarrenal androstenediona en estrona. que suprimirán la síntesis hepática de la globulina transportadora de hormonas sexuales. donde la esteatosis hepática por sí misma parece ser factor independiente para el desarrollo de resistencia a la insulina. y diversas alteraciones metabólicas. Una de las consecuencias más importantes de la obesidad es el hiperinsulinismo. resultando decremento de ésta y aumento de la fracción bioactiva libre de la testosterona de la testosterona. Otro componente es el incremento de acido linoleico que se podría asociar a un fenotipo metastásico. De hecho. y la consecuente infiltración grasa hacia el hígado. inflamación sistémica. toxinas. se explica por el hecho de que en mujeres posmenopáusicas. insulina sérica y el factor de crecimiento similar a insulina duplican hasta cuadruplican el riesgo de CaP Cáncer de cuerpo uterino y obesidad La relación entre obesidad y CE esta bien establecida. y la disminución de la estimulación estrogénica por productos intermedios del metabolismo de la testosterona. Aunque se ha determinado que la obesidad visceral guarda relación con el tamaño y contenido de grasa del hígado. neoplasias malignas. puede participar en la progresión de fibrosis hacia cirrosis y falla hepática. Otro parámetro medible en pacientes obesos es el patrón adiposo abdominovisceral u obesidad superior.

Alteraciones respiratorias en el obeso Alteraciones primordiales de la función respiratoria en el obeso Las alteraciones funcionales más frecuentes pueden observarse en el siguiente cuadro: Mecánica  Disminución del volumen espiratorio de reserva  Más raro. El pulmón con menor volumen (más desinflado) se acerca a un punto en el que las vías aéreas de las partes declives del pulmón se cierran (volumen de cierre). una posición pulmonat más espirada o desinflada. y posteriormente durante el día.Zonas pulmonares mal ventiladas (desequilibrio de ventilación/perfusión) . En términos generales. ocasionando microatelectasias y acinos perfundidos pero mal ventilados (con una relación ventilación/perfusión [V/Q] disminuida). Las zonas con baja ventilación o con atelectasia BIOQUÍMICA MÉDICA I 18 . tanto en los tejidos como del aire a través de las vías aéreas más estrechas. Es frecuente que la única alteración de los volúmenes pulmonares detectable en los obesos sea la reducción del volumen espiratorio de reserva (VER). en particular cuando el sujeto está en posición supina. o bien acinos perfundidos pero sin ventilación (cortocircuitos) que permiten el paso de sangre venosa sin oxigenarla. que es la diferencia entre la capacidad funcional residual (volumen en el cual respiramos normalmente) y el volumen residual (volumen pulmonar mínimo).Cortocircuito (microatelectasias) . Los músculos respiratorios del obeso trabajan más al vencer una mayor inercia y una mayor resistencia al movimiento. y luego en el sueño MOR y no MOR. con el tiempo se desarrolla hipoventilación en el sueño MOR. la obesidad genera mayor trabajo respiratorio al tener que moverse una mayor masa de tejidos. La masa abdominal aumentada en el obeso desplaza el diafragma hacia la cabeza. sobre todo los de SOH) Intercambio gaseoso  Hipoxemia que empeora en decúbito . capacidad funcional residual y capacidad pulmonar total  Disminución de la distensibilidad pulmonar - Zonas colapsadas que se tienen que reabrir - Congestión vascular pulmonar  Vía áerea superior más estrecha y colapsable  Mayor resistencia de la vía aérea u obstrucción al paso del aire  Incremento del trabajo respiratorio por mayor impedancia  Debilidad muscular respiratoria (en algunos obesos. baja en la capacidad vital.Hipoventilación alveolar (SOH)  Difusión de monóxido de carbono normal o aumentada Control respiratorio  Pobre respuesta ventilatoria al CO2 y a la hipoxia (SOH)  Taquipnea en pacientes con falla respiratoria Ejercicio MONOGRAFÍA OBESIDAD  Mayor consumo de oxígeno y producción de CO2 para el trabajo efectuado  Puede haber limitación funcional comparado con personas de la misma edad Función respiratoria nocturna  Mayor frecuencia de apneas obstructivas y desaturaciones  En los pacientes susceptibles. lo que genera baja de la capacidad funcional residual.

como podría ser el tabaquismo. Durante el ejercicio. En la exploración física.ocasionan hipoxemia que empeora en posición supina y mejora con respiraciones profundas. La conductancia (inverso de la resistencia) es proporcional al volumen pulmonar. pero incluyen el movimiento de las extremidades con mayor masa y el mayor trabajo respiratorio. el aumento del volumen sanguíneo pulmonar (congestión vascular) en el obeso puede incrementar la rigidez pulmonar y el trabajo respiratorio. esto ocasiona mayor ineficiencia en el desempeño que puede sumarse a falta de condicionamiento para producir limitación funcional. en los problemas de intercambio gaseoso de los pacientes obesos no contribuye una limitación a la difusión gaseosa Obesidad y síndrome de apnea del sueño BIOQUÍMICA MÉDICA I 19 . Por otro lado. y se esperaría en sujetos más obesos o bien con problemas coexistentes que eleven el volumen de cierre por enfermedad de la vía aérea. la correlación de esta respiración con volúmenes pulmonares disminuidos es la presencia de estertores crepitantes finos al final de la inspiración. ya que los pacientes con el síndrome de apnea obstructiva de sueño tienen reducción de la conductancia respiratoria y aumento de la resistencia pulmonar. taquipnea. aunque pudieran desaparecer progresivamente después de varias inspiraciones profundas. Los factores que pueden contribuir al mayor gasto energético por tarea dependen del tipo de ejercicio. La reapertura de acinos requiere mayor presión que el inflado de unidades abiertas. la mayoría de los pacientes obesos son eucapnicos. por lo que el cierre de vías aéreas disminuye la distenbilidad pulmonar y aumenta el trabajo respiratorio. Esta última situación es más adversa para la función. con acinos no ventilados. La capacidad de defunción de monóxido de carbono (DLCO) es normal o puede estar aumentada por congestión pulmonar. En los pacientes más graves. Un factor que también MONOGRAFÍA OBESIDAD pudiera intervenir produciendo aumento de la resistencia de la vía aérea superior es el acumulo de grasa alrededor de la faringe. el asma o la insuficiencia cardiaca. En el paciente obeso es frecuente oírlos. La hipoxemia se empeora en pacientes que viven a alturas moderadas o altas y cuando coexisten otras enfermedades pulmonares. aun así se considera la policitemia cuando está presente. Es posible que el paciente obeso durante cada espiración colapse los bronquiolos de las partes pulmonares bajas o en declive y los reabra en la siguiente inspiración. la masa grasa en la obesidad comprime tórax y abdomen y coloca el pulmón en posición más espirada con cierre de acinos y microatelectasias. Otras alteraciones respiratoria de la mecánica El calibre bronquial es proporcional al volumen pulmonar. retención de CO2. estas alteraciones se traducen en hipoxemia. y que sólo con respiraciones profundas o suspiros los reabra. por lo que si se pierde volumen en la obesidad se aumenta la resistencia de la vía aérea. por elevación de la presión bronquial transmural que tiende a colapsarlo. puede ser que en todo el ciclo respiratorio mantenga zonas pulmonares debajo del volumen de cierre. La reducción del volumen pulmonar al final de la espiración resulta en aumento pasivo de la resistencia. A pesar de ello. Otras alteraciones del intercambio de gases Los sujetos obesos producen más bióxido de carbono (CO2) y consumen más oxígeno para determinada actividad que los sujetos no obesos. En resumen. Por ello. acompañada de reducción del calibre de la vía aérea y mayor gasto energético al respirar. llamados también en “velcro” o chasquidos (crackles). Además de la formación de microatelectasias en las zonas declives del pulmón.

se observó que un grupo de pacientes inicialmente diagnosticados de SOH. En cuanto a qué mecanismos podrían explicar la relación entre el SAOS y el SOH. la teoría más en boga es la que lo relaciona con las alteraciones en el control de BIOQUÍMICA MÉDICA I 20 . Otra posibilidad es que el aumento del trabajo respiratorio y la ineficacia de los músculos respiratorios en las personas obesas imposibiliten la respuesta compensadora de hiperventilación postapnea. Ambas teorías se ven apoyadas por el incremento de la respuesta ventilatoria y la corrección de la hipercapnia que se observan como respuesta al tratamiento con presión positiva continua de la vía respiratoria en una gran parte de pacientes con SAOS. De la misma manera.La obesidad constituye el principal factor de riesgo para el desarrollo del síndrome de apnea obstructiva durante el sueño (SAOS). La obesidad determina una infiltración grasa submucosa de la vía respiratoria superior que condiciona una disminución de su calibre y una pérdida del tono muscular que va a favorecer el colapso. la mayoría de los pacientes obesos con hipercapnia presentan SAOS. Se ha visto que la alteración mecánica y la reducción de los volúmenes pulmonares que ésta comporta es mayor en los pacientes con SOH que en los sujetos obesos no hipercápnicos. SOH. En un estudio de reciente publicación. las personas obesas con insuficiencia respiratoria hipercápnica muestran frecuentemente una disfunción de los músculos inspiratorios. tras recibir tratamiento con ventilación mecánica no invasiva y corregirse la situación de insuficiencia respiratoria desarrolló apnea del sueño. hasta el extremo de que estudios llevados a cabo en unidades destinadas a la atención de la obesidad mórbida ponen de manifiesto una prevalencia de SAOS en estos pacientes en torno al 40%. Por otra parte. Por otra parte. el cual se pondría de manifiesto una vez recuperada la sensibilidad de los centros respiratorios. lo que determinaría la aparición de alteración gasométrica. al principio nocturna y finalmente durante el día. Esta evolución apoya la teoría de que el SOH expresaría una fase avanzada del SAOS. y aquellos en los que se centra la investigación actualmente en marcha. principalmente en el sueño REM. se puede hipotetizar que la hipoxemia e hipercapnia frecuentes e intensas que aparecen en el SAOS grave. es decir. MONOGRAFÍA OBESIDAD Se ha visto que el 15% de los pacientes con SAOS presentan obesidad. hipercapnia e hipoxemia diurnas. Probablemente su patogenia sea multifactorial. Sin embargo. son los relativos a la implicación de las alteraciones del sueño y del control de la ventilación. incluso considerando que el SOH pueda representar una forma final de SAOS. Síndrome de obesidad-hipoventilación El síndrome de obesidad-hipoventilación (SOH) constituye la expresión máxima de las consecuencias que la obesidad tiene sobre la función respiratoria. el incremento del impulso inspiratorio secundario a las elevadas cargas torácicas también contribuye a la pérdida del equilibrio de presiones necesario para mantener la permeabilidad de la vía respiratoria durante la inspiración. podrían actuar como mecanismos favorecedores del desarrollo de hipoventilación alveolar diurna en algunos obesos. en quienes el estudio polisomnográfico había excluido la coexistencia de SAOS. lo que permite conjeturar que probablemente el SOH no representa sino una fase evolutiva de aquél1619 . Sin embargo. los aspectos de mayor interés en relación con la patogenia del SOH. Probablemente esta asociación tiene una base morfológica.

en los sujetos con SOH esta respuesta se encuentra disminuida. Estudios realizados en mujeres obesas premenopáusicas y posmenopáusicas que han perdido peso en tratamientos de reducción de dietas hipocalóricas se ha observado disminución de la masa ósea que se recupera al retornar el peso corporal previo. La masa grasa aumenta de 17 a 24 kg. Aunque se trata de una hipótesis de trabajo. La observación en 270 mujeres sanas blancas (20 79 años) en las que se midió BMD y composición corporal con DEXA mostró los siguientes datos:     CMO y DMO se mantienen estables hasta los 50 años de edad. Sobre la base de estos hallazgos. El porcentaje de grasa aumenta 28 a 38%. algo que también se ha observado en ratones a los que se provoca obesidad21. costillas). Además. el déficit de leptina resulta excepcional en obesos. medida tanto por cambios en la ventilación-minuto como por la presión de oclusión. ya se han publicado algunos datos que avalan esta teoría25. por lo que en estos casos habría que buscar otra explicación a la pérdida de sensibilidad de los centros respiratorios. mayores DMO y por ende menor riesgo de osteoporosis y menor riesgo de fracturas. La administración de leptina por vía intravenosa sería capaz de vencer esta resistencia y constituirse en un tratamiento eficaz del SOH. Por otra parte. existe una raza de ratones con déficit congénito de leptina en los cuales se observa una práctica abolición de la respuesta ventilatoria a la hipercapnia22. En estos ratones la infusión de leptina es capaz de revertir esta situación de hipoventilación23. MONOGRAFÍA OBESIDAD Obesidad y Osteoporosis La medición precisa de la masa ósea mediante desintometría con DEXA ha permitido realizar numerosos estudios de investigación en relación con el sobrepeso y el contenido mineral óseo (CMO) y la densidad mineral ósea (DMO). recientemente se ha postulado que lo que podría existir es una resistencia central a la leptina. brazo. en presencia de cifras normales o elevadas de esta proteína. se ha elaborado una teoría de acuerdo con la cual esta proteína actuaría como un estimulante ventilatorio y. sobre todo la respuesta a la hipercapnia que refleja el estado de los quimiorreceptores centrales. Las mujeres posmenopáusicas obesas tienen mayor DMO en regiones de hueso trabecular que soportan el peso del cuerpo (columna lumbar. En los siguientes 25 años disminuyen 12% en promedio. incluso en presencia de SOH. es normal. ésta podría protegerlos del desarrollo de hipoventilación24. Así. en los pacientes obesos que presentan concentraciones elevadas de leptina. región proximal del fémur y talón) y la regiones que no lo soportan (antebrazo. se ha demostrado que hasta un 12% de los pacientes con obesidad e hipercapnia no presentan SAOS. Una teoría interesante es la posible existencia de un factor familiar en el desarrollo del SOH. mayor peso. en consecuencia. Sin embargo. así como el peso corporal. Algunos investigadores han sugerido cuestionar estos resultados considerando que los cambios en BIOQUÍMICA MÉDICA I 21 . la DMO fue 4% más alta en la columna lumbar y 11% más en el fémur proximal que las mujeres con índice de masa corporal menor a 28. Diversos estudios han demostrado que el sobrepeso está directamente relacionado con DMO.la respiración15. Mientras que en pacientes obesos eucápnicos la respuesta de los centros respiratorios a los estímulos químicos. En un estudio realizado en 922 mujeres mexicanas se demostró que las mayores de 35 años y con índice de masa corporal y >28. Se ha evidenciado que la obesidad se asocia a concentraciones elevadas de leptina circulante.

son causados por la obesidad y la hiperandrogenemia crónica. La investigación actual ha demostrado que la leptina es un factor que contribuye al desarrollo de la reserva ósea en los niños. la geometría de la corteza ósea por tomografía cuantitativa computarizada y el metabolismo óseo (fosfatasa osea. telopéptido de la colágena 1-C terminal en suero y desoxipiridinolinas en la orina). En otros informes se ha buscado la asociación entre niveles de insulina y glucosa como explicación de la mayor masa ósea en mujeres obesas. Redujo la generación de osteoclastos (83+-7%) y la resorción ósea (87+. lo cual sugiere en este estudio que la leptina través de los adipocitos de la médula ósea inhibe los osteoclastos y podría estimular a los osteoblastos.4%). y otros han demostrado que la asociación entre síndrome de ovarios poliquísticos. y que los niños obesos tienen mayores niveles de leptina que los no obesos. Ninguno de los parámetros de densidad o geometría ósea. lo que determinó que la leptina es un potente inhibidor de la osteoformación que actúa través del sistema nervioso central. la densidad ósea. Otros investigadores no han encontrado que el mayor peso esté relacionado con mayor densidad mineral ósea. En 94 mujeres sanas premenopáusica si posmenopáusicas de 40 a 60 años de edad se analizaron los niveles séricos de leptina. la leptina de murinos inhibió la osteoclastogénesis. Éstos resultados son opuestos a otros trabajos de investigación. se mostró que la infusión intracerebroventricular de leptina produjo perdida de la masa ósea. pero no la fase de maduración de matriz ósea. propéptido de la procolágena 1C terminal. o de los marcadores de metabolismo óseo (osteoformación y osteodestrucción) se relacionó con los niveles séricos de leptina. o ambas. En cultivos de monocitos humanos periféricos cultivados en hueso por 21 días. Algunos estudios de investigación han demostrado que el sobre peso corporal de niños y niñas se acompaña de menos masa ósea y menos área ósea que la esperada para su peso. Por último.CMO y DMO óseos pueden deberse a limitaciones técnicas de los dencitómetros más que cambios óseos reales. obesos con deficiencia e hipogonadismo. osteocalcina. En cultivos de células de cráneos de ratones se observado que la leptina incrementa los nódulos de neoformación ósea In vitro. transición a osteocitos. Otra investigación realizada en 54 mujeres posmenopáusicas tampoco demostró que los marcadores químicos de remodelado óseo se relacionaran con los niveles séricos de leptina. refuerza el hecho de que el exceso de grasa corporal es un factor importante que disminuye la desmineralización ósea en la posmenopausia. de acuerdo con la edad de los mismos. Otro experimento más en cultivos de osteoblastos humanos mostró que la leptina facilita la fase de mineralización. el IMC y la DMO de la columna lumbar. Los MONOGRAFÍA OBESIDAD investigadores concluyeron con estos datos que la leptina puede ser importante en el crecimiento del osteoblasto y la mineralización ósea. La observación de que las mujeres delgadas tienen menos DMO que las mujeres eutróficas o con sobrepeso y que pierden más masa ósea dos años después de la menopausia. En un estudio realizado en ratones deficientes de leptina y receptores de leptina. los informes de estudios en mujeres BIOQUÍMICA MÉDICA I 22 . aunque los niveles de leptina no se correlacionan con los niveles de estradiol sérico. Mediciones realizadas en la región lateral de la columna lumbar con DEXA en mujeres obesas también ha demostrado incremento de densidad mineral ósea. Estos y otros datos cuestionen fuertemente la hipótesis de que la leptina sea un factor que evite la disminución de la masa ósea en la obesidad.

y estimulando la expresión del gen Bc1-2 de la antiapoptosis. Tratamiento Beneficios de la pérdida intencional de peso BIOQUÍMICA MÉDICA I . lo que aumenta los niveles libres de estradiol. las glándulas sudoríparas. las células adiposas amarillas de la médula ósea y de la fase tardía de los osteoblastos. la estructura y la función de la colágena. Los investigadores informan que esfuerzos mecánicos producen los mismos efectos en los osteoblastos y los estimulan a producir Leptina. facilitando el diagnóstico y tratamiento por la accesibilidad que ofrecen en la identificación y el conocimiento de la fisiopatología. aumentando la IGF-1 (factor similar a la insulina tipo 1) y estimulando la proliferación de osteoblastos. Cuando la leptina se inyecta a los ventrículos cerebrales o cruza la barrera hematoencefálica. estimulan el gen de la leptina y su producción y secreción de los fibroblastos del pulmón. Torday y colaboradores confirmaron la asociación de acción de la leptina en la parato hormona (PTH). y por ende la formación ósea endocondral. Figura 1. y un control positivo de leptina de las células adiposas blancas. vasos linfáticos. 23 Uno de los más recientes descubrimientos de la leptina realizado por Kishida y colaboradores en el control del crecimiento óseo es que la leptina es uno de los diversos factores que controlan la dosis y la maduración de condrocitos. y debido a hiperinsulinemia. se expresan los marcadores bioquímicos diferenciados como la fosfatasa alcalina. la que media la respuesta a la estimulación mecánica. La piel en el paciente obeso La obesidad y las manifestaciones dermatológicas están relacionadas con una serie de efectos sobre la fisiología de la piel. osteocalcina y osteoprotegerina antiosteoclastogénica. La leptina secretada aumenta la formación ósea suprimiendo la expresión de los promotores de osteoclastos RANKL y estimulando la expresión de osteoprotegerina de las células osteoblásticas del estroma. las nuevas investigaciones han aclarado que los osteoblastos están sometidos al control dual de leptina: un control negativo del núcleo hipotalámico ventromedial/leptina (NHVM) conducido por actividad nerviosa beta-adrenérgica. protegiendo a los osteoblastos de autodestrucción y suprimiendo la expresión del gen Bax de la proapoptosis. La leptina promueve que los osteoblastos hagan colágena.posmenopáusicas obesas sugirieron que la obesidad ejerce protección de la masa ósea debido a la disminución de SHBC (globulina fijadora de hormonas sexuales). las glándulas sebáceas y la producción de sebo. acelera la transición de osteoblastos osteocitos y resiste la apoptosis inducida por el ácido retinoico. Mineraliza la matriz osteoide. incluidos los alteraciones sobre la función de barrera. y la grasa subcutánea. Acantosis nigricans y acrocordones de axilas en pacientes con obesidad III. pero la leptina inyectada en forma periférica o la leptina autócrina/paracrina de los receptores de los osteoblastos maduros como PTH o PTHrP estimula directamente la expresión del gen transactivador maestro del Run-x-2 de los osteoblastos y sus genes blanco. la micro y macrocirculación. En 2002. Mostraron que las señales del péptido relacionado con la (PTHrP) activan receptores PTH/PTHrP y PTHr-1. la cicatrización de heridas. En la actualidad. puede reducir la actividad del osteoblasto mediante estimulación adrenérgica de los núcleos (NHVM) en la médula ósea y el hueso cortical. MONOGRAFÍA OBESIDAD Cuando los dos están en su fase de mineralización o su fase temprana de osteocitos inician la producción y secreción de leptina autocrina/paracrina. Gordelaze y colaboradores también mostraron que la leptina simula los efectos de PTH en osteoblastos humanos. la cual pudiese ocasionar disminución de IGFBG-1.

La pérdida de peso por lo regular disminuye las concentraciones de triglicéridos séricos. Más aún. datos recientes recopilados por el estudio SOS indican que los efectos benédicos de la pérdida de peso en la presión arterial quizá no persistan. el volumen pulmonar y presión del llenado del corazón. pero pueden estar implicados los efectos de control de la glucemia para la conservación de energía (por ejemplo. pero tienden a aumentar una vez que se MONOGRAFÍA OBESIDAD estabiliza la pérdida de peso. Dislipidemia. relacionadas con la pérdida de peso. Incluso una modesta pérdida de peso reduce la gravedad de la apnea del sueño. glucosuria reducida) y la tendencia para ganar peso relacionada con la mayor parte de los tratamientos farmacológicos para la diabetes. Las mejoras en las concentraciones de triglicéridos séricos. Suele observarse una reducción mayor del colesterol LDL cuando la pérdida de peso es inducida por un programa de dieta más ejercicio que con el tratamiento solo. así como engrosamiento de la pared del tabique. principalmente en los casos de apnea obstructiva del sueño y el síndrome de hipoventilación de la obesidad. Una pérdida de peso más marcada. La pérdida de peso también puede retardar el avance de la aterosclerosis. Se ha demostrado que una marcada BIOQUÍMICA MÉDICA I 24 . La pérdida de peso mejora la función pulmonar. La presión sistólica y diastólica disminuye con la pérdida de peso. mejora los patrones de sueño y disminuye la hipersomnolencia diurna. muchos de esos efectos benéficos tienen relación dependiente de la dosis con la cantidad de pesoperdida. Neumopatía. la pérdida de peso mejora la sensibilidad a la insulina y el control de la glucemia. Enfermedad cardiovascular. Se desconocen las razones de porqué los pacientes obesos con diabetes son menos sensibles al tratamiento para perder peso. La notable pérdida de peso inducida por la cirugía gástrica mejora o resuelve por completo la hipertensión en casi dos terceras partes de los pacientes hipertensos extremadamente obesos. masa ventricular izquierda y tamaño de la cámara. Diabetes mellitus tipo 2. ha demostrado que mejora el síndrimo de hipoventilación de la obesidad al corregir los valores gasométricos en reposo. Función del aparato reproductivo y urinario de la mujer. Además. En pacientes obesos con diabetes mellitus tipo 2. Hipertensión. La pérdida de peso subsecuente y grasa corporal mejora todavía más el control de la glucemia y la captación de glucosa mediada por insulina.La pérdida intencional de peso mejora muchas de las complicaciones médicas asociadas a la obesidad. El balance energético negativo. Sin embargo. incluyen reducciones del volumen sanguíneo y las demandas hemodinámicas al corazón. y aumenta la concentración de colesterol HDL. inducida por cirugía bariatrica. Tales mejoras de la función cardiaca pueden dar lugar a reducción de la frecuencia del dolor torácico y la disnea manifestados por los pacientes que pierden peso después de la cirugía bariatica. la pérdida de peso puede disminuir el riesgo de desarrollar nuevas enfermedades relacionadas con la obesidad. independientemente de la restricción de sodio. colesterol total y el colesterol LDL. colesterol total y colesterol LDL por lo general son mayores durante las primeras a ocho semanas del programa de pérdida de peso. Las concentraciones de colesterol HDL disminuyen durante la pérdida activa de peso.y dan comienzo después de sólo una modesta pérdida de 5% del peso corporal inicial. asociado a una dieta precisa mejora la sensibilidad a la insulina antes que ocurra algún cambio significativo en el peso corporal. Las mejorías de la función cardiovascular. En diversos estudis se ha encontrado que la pérdida de peso es más difícil en pacientes obesos con diabetes tipo 2 que en aquellos sin diabetes.

Una dieta muy baja en calorías por lo regular causa perdida de peso en 15 a 20% de los casos en término de cuatro meses. la función física.  Intervención dietética Se han propuesto diferentes dietas para el tratamiento de la obesidad.800 2. El contenido de energía de una dieta es el principal determinante de la pérdida de peso. Estos enfoques dietéticos varían en cuanto a su prescripción de energía total. La composición de macronutrientes de una dieta no afecta la tasa de pérdida de peso. pero no son necesariamente más eficaces que las dietas bajas en calorías. densidad energética. Una dieta baja en calorías de ordinario ocasiona alrededor de 8% de pérdida de peso corporal en cerca de seis meses de tratamiento. Las dietas muy bajas en calorías (VLCD. la capacidad para deambular y la calidad de vida. resuelve la amenorrea y mejora la fertilidad. una MONOGRAFÍA OBESIDAD dieta baja en calorías se relaciona con un pobre mantenimiento de la pérdida de peso y mucha mayor recuperación de peso que en una LCD. Peso corporal (kg) Consumo sugerido de energía (kcal/día) 68 a 90.5 a 159 Mayor o igual a 159.0000 1. al parecer. Los lineamientos calóricos para una dieta de pérdida de peso se han fundamentado en el peso corporal inicial del paciente. deshidratación y cálculos biliares. ya que hay un riesgo de hipopotasemia inducida por la dieta. pero no en la concentración de colesterol de LDL. y una dieta equilibrada por lo regular proporciona más de 1. farmacoterapia y cirugía.500 1. contenido de macronutrientes (grasa.5 1. El tipo de carbohidratos consumidos también puede ser parte de la regulación del consumo BIOQUÍMICA MÉDICA I 25 . Además. no mejora los factores de riesgo de insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) relacionados con la obesidad. es necesaria la pérdida de grasa inducida por equilibrio energético negativo para mejorar las variables metabólicas. Se encontraron efectos beneficos de la dieta baja en carbohidratos comparada con la dieta baja en grasa sobre las concentraciones de triglicéridos y colesterol de HDL.000 Una dieta baja en grasa se considera como el método estándar para tratar la obesidad. índice glucémico y control de las porciones. a menos que su manejo influya en el consumo o gasto total de energía.200 1.500 kcal/día.pérdida de peso ( mayor al 20% del peso corporal inicial) corrige la incontinencia urinaria por rebosamiento. Aunque la eliminación quirúrgica de grandes cantidades de tejido adiposo subcutáneo (más de 20% de la grasa corporal total) puede mejorar la apariencia. las dietas bajas en calorías (LCD) por lo regular contienen 800 a 1. Sin embargo. Según datos de provenientes de estudios de intervención de dietas se sugiere que las dietas bajas en grasa pueden promover la pérdida de peso y tal vez sean útiles en particular en personas seleccionadas.5 91 a 113 114 a 136 136. Los tratamientos disponibles en la actualidad para manejo de la pérdida de peso mediante inducción del equilibrio energético negativo incluyen intervención dietética. la terapéutica con una VLCD puede resultar particularmente problemática para pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva (ICC). la calidad de vida y la salud médica. por sus siglas en inglés) proporcionan menos de 800 kcal/día. actividad física.500 kcal/día. ya que la pérdida de peso a un año después de tratamiento con una VLCD no difiere del tratamiento con una LCD. Tratamiento de la obesidad La finalidad del tratamiento de la obesidad consiste en disminuir el tejido adiposo del cuerpo para mejorar el aspecto. carbohidratos y proteínas).

60 kg (rango de –3. pero no debe utilizarse nunca como único tratamiento.  Farmacoterapia El tratamiento farmacológico debe utilizarse como apoyo del dietético y del ejercicio. Con este método. Se recomienda prescribir una dieta saludable y actividad física regular como tratamiento de primera línea para lograr la reducción del sobrepeso o la obesidad (R:A).40 kg) para la dieta sola. La densidad de energía de una dieta se define como las calorías presentes en un peso dado de alimento. Los fármacos que son y han sido utilizados en el tratamiento de la obesidad se clasifican en los siguientes grupos atendiendo a su mecanismo de acción: fármacos anorexizantes. como el método de preparación y el efecto de alimentos ingeridos de manera concomiante sobre la motilidad intestinal. en tanto que la mayoría de frutas.48 kg (rango de 0. el ejercicio y los cambios conductuales. Otro método eficaz para tratar la obesidad puede ser el uso de alimentos densos de baja energía. los factores de riesgo cardiovascular. (Tabla 1). A éstos hay que añadir numerosas sustancias que en la actualidad están en investigación en diferentes fases clínicas. legumbres y vegetales sin almidpon tienen bajo índice glucémico. la comorbilidad y la capacidad funcional. dislipemia.33 a –5. BIOQUÍMICA MÉDICA I 26 . La posibilidad de su prescripción puede considerarse en obesos con un IMC de 30 kg/m2 ó más. La densidad de energía se correlaciona en forma directa con su contenido de grasa e inversa con su contenido de agua. Se recomienda realizar actividad física que permita un gasto energético semanal de 2500 kcal (~ 300 kcal/día) como medida para inducir la pérdida de peso en hombres y mujeres con sobrepeso. El índice glucémico se refiere al incremento de glucosa en sangre que ocurre después de consumir una cantidad fija de los carbohidratos disponibles. el cambio de peso promedio fue de –4. en los que haya fallado la dieta.23 Los programas para la pérdida y el mantenimiento del peso en pacientes con sobrepeso y obesidad deben incluir intervenciones en la actividad física.53 a –2.87 kg) para la intervención conjunta. La intervención (cambio en el estilo de vida + actividad física y dieta saludable) es más efectiva en la reducción de grasa corporal en comparación con la dieta sola. mientras que fue de –0. cambios en la dieta y modificación de la conducta.de energía. para lo cual se ha propuesto una dieta con bajo índice glucémico como tratamiento de la obesidad. Es importante MONOGRAFÍA OBESIDAD individualizar los regímenes de la actividad física considerando la edad del individuo. o en aquéllos con un IMC de 27 ó más si se asocian factores importantes de morbilidad como diabetes. Sin embargo. hipertensión. En un metaanálisis de cinco estudios. los que disminuyen la absorción de nutrientes y los que aumentan el gasto energético. Un aspecto importante para reducir el consumo de energía consiste en el control de la porción. etc. según un ensayo clínico. que disminuyen el apetito ó aumentan la saciedad. existe una modesta pérdida de peso. la respuesta glucémica a un alimento específico inerido como parte de una comida puede ser alterado por muchos factores.  Actividad física Las personas que realizan de 200 a 250 minutos por semana de actividad física de intensidad moderada o que tienen un gasto de 2200-2500 kcal/semana (equivalente a más de 300 minutos/semana de actividad física de intensidad moderada) logran una mayor pérdida de peso en comparación con aquellas que realizan 150 minutos/semana de actividad física de intensidad moderada (gasto aproximado de 1000 kcal/ semana). a pesar de otros tratamientos. La mayor parte de los productos provenientes de granos refinados y las papas tienen un alto índice glucémico. Requiere una estricta indicación y supervisión médica.

tanto con hipertensión controlada con medicamentos.Adrenérgicos: anfetamina. fentermina. La sibutramina también aumenta la presión arterial relacionada con la dosis (una dosis de 10 a 15 mg/día da lugar a un incremento promedio de la presión sistólica y diastólica de 2 a 4 mmHg). en menor grado. pero la pérdida total de peso es menor que la observada en estudios conducidos en sujetos que no tenían enfermedad concominante. Inhibidores recaptación serotonina: fluoxetina. Los efectos secundarios más comunes de la sibutramina consisten en boca seca. que por lo regular ocurre en las primeras semanas de tratamiento. de dopamina.Serotoninérgicos: Agonistas serotoninérgicos: fenfluramina. estreñimiento e insomnio. o en quienes han sido tratados con inhibidores de la monoaminooxidasa o inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina. que son subutramina y orlistat. Este medicamento está disponible en dosis de 5. Sin embargo. La sibutramina incrementa el ritmo cardiaco (una dosis de 10 a 15 mg/día ocasiona un incremento en el ritmo cardiaco de 4 a 6 latidos/minuto). No se sugieren dosis superiores a 15 mg/ día. clobenzorex . Efectos secundarios y seguridad. antecedentes de arteriopatía coronaria. El uso de sibutramina en pacientes obesos. La pérdida de peso con sibutramina es más eficaz cuando se combina con terapia conductual y reemplazo de alimentos. metanfetamina. La terapéutica eficaz para la obesidad por lo regular requiere intervención crónica. Inhibidores recaptación serotonina y noradrenalina: sibutramina • Inhibidores de la absorción Orlistat • Termogénicos Efedrina ingestión de alimentos al producir saciedad temprana durante la alimentación y al retardar el inicio de la siguiente comida. La sibutramina es un derivado Beta-fenetilamina que bloquea la recaptación de norepinefrina y. sólo se han aprobado dos medicamentos para uso a largo plazo. mazindol. Sibutramina Ortolist Farmacología. fenproporex. Eficacia clínica.Tabla i clasificación de los fármacos para el tratamiento de la obesidad • Anorexígenos . desfenfluramina . arritmias o accidente cerebrovascular. La sibutramina disminuye la Farmacología. 10 y 15 mg. dio lugar a una mayor pérdida de peso que la terapia con placevo. La malabsorción de grasa cercana a lo máximo • Productos dietéticos Té verde Chitosan Olestra •Een investigación Agonistas β3 adrenérgicos Dopaminérgicos: bromocriptina Inhibidores del neuropéptido Agonistas de la colecistoquinina Leptina MONOGRAFÍA OBESIDAD BIOQUÍMICA MÉDICA I 27 . sertralina. fenilpropanolamina. No debe utilizarse sibutramina en pacientes con hipertensión descontrolada. Este fármaco bloquea la digestión y absorción de grasas de la dieta mediante su unión a las lipasas intestinales. dietilpropión. con titulación hacia arriba o hacia abajo según la respuesta. el nivel de inicio recomendado consiste en una dosis única de 10 mg/d. insuficiencia cardiaca congestiva. paroxetina. como con diabetes tipo 2.

Los pacientes consiguieron perder el 10. en pacientes super obesos.5 cm. además de fabricarse un reservorio gástrico pequeño.2% de su peso inicial en el primer año. evacuación oleosa (12%). En esta intervención. Los procedimientos de malabsorción desfuncionalizan una porción de intestino y limitan la superficie provocando así una menor digestión y absorción de alimentos. lo que provoca una sensación de saciedad precoz y por último los procedimientos mixtos que combinan ambos. de un año de duración.4% de los que tomaron placebo. seguidos por los restrictivos 30% y malabsorción 5% La indicación para tratar de manera quirúrgica la obesidad mórbida es la presencia de IMC >40 kg/m2 o >35 kg/m2 si se acompaña de enfermedades significativas asociadas a la obesidad El proceso que ha demostrado ser mas eficiente para reducir peso y mantenerlo es la derivación gastro-yeyunal sin comprometer el bienestar del paciente. En ensayos clínicos doble ciego y controlados con placebo. fundamentalmente la vitamina D. En la población diabética también ha demostrado ser eficaz mejorando su control de forma proporcional a la pérdida de peso. lo que ocasiona malabsorción de ~ 30% de la grasa ingerida en una comida que contenga ~ 30% de energía como grasa. Los beneficios del orlistat se manifiestan también en la mejoría de los valores de TA. Cirugía de la Obesidad Los procedimientos empleados en la cirugía bariátrica pueden clasificarse. Eficacia clínica.1% mantenía una pérdida superior al 5% frente al 37. Menos de 1% de orlistat ingerido se absorbe. urgencia fecal (22%). los que son puramente restrictivos tienen como objeto reducir la capacidad gástrica. con una longuitud de asa intestinal de 50cm. efecto que puede subsanarse con la administración de suplementos vitamínicos 2h antes o después de la toma de orlistat. en la actualidad los procesos más realizados son los mixtos en un 65%. según su mecanismo de acción en restrictivos. En orden de frecuencia son: manchas oleosas procedentes del recto (27%).ocurre con una dosis de 120 mg en una comida. motivo que puede favorecer el cumplimiento dietético. que se reducen más allá de lo esperable por la pérdida de peso. sobre la curvatura menor del estómago se realiza una anastomosis gastro-yeyunal en Y de Roux de 1 a 1. flatulencia con descarga fecal (24%). el 57. heces grasas (20%). a los 2 años. se ha demostrado una reducción del 9% del peso en comparación con placebo. malabsortivos y mixtos. Los efectos adversos de orlistat son principalmente de naturaleza gastrointestinal. la anastomosis se contruye de manera distal a 200 cm de la válvula ileocecal. Además puede disminuir la absorción de vitaminas MONOGRAFÍA OBESIDAD liposolubles. se manifiestan al inicio del tratamiento. insulinemia y LDLcolesterol. por lo que no tiene efecto en las lipasas sistémicas. produciendo con ello malabsocrión y favoreciendo una reducción de peso mayor. Todos ellos aumentan con el incremento de la ingesta de grasa. Efectos secundarios y seguridad. suelen ser de carácter leve-moderado y desaparecen con el uso prolongado. La reducción fue gradual hasta los 8 meses y se mantuvo hasta los 12. aumento de defecación (11%) e incontinencia fecal (8%). BIOQUÍMICA MÉDICA I 28 .

345-366). Obesidad. Vol. L. Febrero). Conceptos clínicos y terapéuticos (pp. 667-792. Obesidad. & Barrero. Obesidad y Corazón. Vol. Vol. Revista Española de Cardiología. (2005. Torre L. Síndrome metabólico y diabetes: Implicaciones cardiovasculares y actuación terapéutica .  López. México: MASSON DOYMA MÉXICO. Obesidad. (2011. Conceptos clínicos y terapéuticos (pp. (Junio 2000). Obesidad. (2005). E. Medicina Clínica . pp. pp. Martí Amelia. Conceptos clínicos y terapéuticos (pp.275-288). & Moreno. Conceptos clínicos y terapéuticos (pp.. Obesidad y esteatohepatitis no alcohólica. México: MASSON DOYMA MÉXICO. Desde el síndrome metabólico hasta la diabetes tipo 2. H. & Cortés. C.Referencias  Troyo. 87-169. México: MASSON DOYMA MÉXICO. Obesidad y Hepatocarcinoma. Hipertensión y Riesgo Vascular. 29  Rodríguez. N. (2005).  Tejero María Elizabeth.299-310). Genética de la Obesidad. Obesidad.  Murillo. 46-52. 65. Medigraphic. México: MASSON DOYMA MÉXICO. J. 61. México: MASSON DOYMA MÉXICO. (NoviembreDiciembre 2008). Tratamiento médico de la obesidad. México: MASSON DOYMA MÉXICO. Castorena A &Vázquez J. La piel en el paciente obeso.395-414).155180).385-394). 22..  Méndez. (2005). Conceptos clínicos y terapéuticos (pp. Obesidad. 441-450.  Alegría. 130-140. (2005). P. Conceptos clínicos y terapéuticos (pp. F. Elsevier. (2005).  Aguilar. 64. Z. Conceptos clínicos y terapéuticos (pp.  Garcia.  Klein S.195-218). Enfermedades Cardiovasculares en la Obesidad. Castellano. Vol. Estudios genéticos de la obesidad en humanos.  Macho Tatiana.  Pérez R. E. Martínez J Alfredo. México: MASSON DOYMA MÉXICO. M.115 N. (2005). Julio). pp. (2005). Obesidad. Anormalidades en el metabolismo de carbohidratos en el obeso. MONOGRAFÍA OBESIDAD BIOQUÍMICA MÉDICA I . 3. Enero). Revista Española de Cardiología.Respiración y alteraciones respiratorias en el obeso. (2008. A. Obesidad. Meza S.